domingo, 8 de enero de 2012

Iglesia blanca del XXI

Dios sabe que Él es el que es
sin La Iglesia saber
ni quién debe ser
ni para qué es
ni porqué.
Algún obispo dijo "La construyo"
y así fue.
En Donostia anteayer.
Hoy una iglesia,
eurótico cubo,
con la nave de veintiocho metros,
enteros,
es una eurótica falta de respeto.
Veintiocho metros de altura
recién estrenada,
en San Sebastián,
para mirar
cómo la belleza es más pura
toda blanca,
para que Dios quepa con holgura.
Parece mentira, es para decir misa
predicando que has de tener mesura
con el derroche de tu vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Firefox