miércoles, 14 de noviembre de 2012

Un mundo diferente

Un mundo diferente
el que quiero,
el que deseo para siempre,
el de la buena gente.
Un anhelo.

En cambio...

Sin embargo
Vive otro mundo, el de la tele
y engaños varios, prensa, radio,
ridículas vidas como de saldo
que quieren ser reales, falsedades,
banalidades de pago, realidades virtuales
e ideas calzadas en el cerebro
después de cientos de baños
en la misma noticia de pandereta,
incierta.
El seso lavado.

Un mundo político
en ese mismo saco pletórico de bilis.
Las mentiras repetidas
por todos los ministros,
por todas las ministras
de los gobiernos y las iglesias
que la realidad ciegan.
Elegido por un vendido pueblo
este mundo de escatológica risa
orina en la pila.
Letal Harakiri,
no hay cerebro.

En la Ese barrada,
en la E por dos barras atravesada
reside la importacia
de estos mundos de realidad fatua,
iglesias de falacia
y políticas que resbalan en quien manda,
catedrales construidas para nada,
vehículos de gama alta que no arrancan.
Dinero, siempre igual menú.
Más cerebro que se lava.

Sobre el apocalipsis.
¿No habló de ello Jesús?
Caminamos por la crisis
con un Ferrari sin puertas
y montones de deudas
porque lo recomienda,
en la feria, el mismo Belcebú.

En cambio...

Sin embargo
por qué no ir en bici
aunque sea de la hermana,
no cansa
ni las deudas desangran.
Ser humano que no se gasta,
que no gasta ni vende.
Buena gente,
un mundo diferente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Firefox