domingo, 10 de marzo de 2013

Ayuda el necesitado



Dos punto cero, compartiendo,
es la moda al principio del tercer milenio
aunque ya anunciada antes de los evangelios,
antes incluso de lo que aquí escribo.
Lo dijo Jesucristo en el primer siglo,
ayuda al compañero que lo necesite,
pero hubo mucho listo desde siempre
al que le gustó demasiado el dinero
y, disfrazado, ejerció de cacique.
Fueron los dueños de esa avaricia
los que a Jesús dieron muerte
y negaron el valor de su vida.
Hermoso fue el mensajero
como el mensaje es bueno,
no así los herederos.
Aquellos.
¿Tú? ¿Yo? Y estos.

Está escrito muy claro.
"Ayuda al necesitado".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Firefox