martes, 30 de abril de 2013

Dioses del averno

Eres culpable,
culpable de no pedir a Dios
que se vaya con el mal a otra parte.
¿Soy culpabe también yo?
No creo que hiciera caso
pidas tú o pida yo.
No entiendo a este Dios creador,
un Dios creador del mal.
No entiendo tal regalo
y tampoco lo quiero,
no quiero el mal ni quiero el pecado,
que se los lleve como los trajo.
Que se los regale a Satanás.

Valiente Dios que pudiéndolo todo
nos llena el mundo de lodo.
Todopoderoso.
Seguro que el dinero
también lo inventó este Dios bueno
y se lo enseñó a uno que tenía el cerebro
hundido en el abismo más hondo,
el del infierno.
Otro invento,
otro regalo que no quiero.
Dioses del averno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Firefox