domingo, 14 de julio de 2013

Nao Victoria

Tres años de mares,
tres años de infinitos desconocidos lugares.

Que en Zarautz, linda villa mía, tú naciste
se escucha en leyenda antigua y conocida,
para llevarte a Sevilla, desde donde partiste
a recorrer infinidades de gotas todas iguales
que circunvalaban el desconocido mundo
a las órdenes del comandante Magallanes.

Mirada mia.
En zarautz te construyen barco duro
para que tú navegues señora nave.
Tres mástiles te flotan el velamen
haciendo el terrestre globo tuyo
desde el principio al mismo fin.

Nao Victoria.
Cinco en una flota
y tú volviste sola,
dieciocho que volvieron a casa a dormir.

Elkano, de Getaria vecino, fue contigo
para traerte de nuevo al real sitio.
Llegaste a San Lúcar de Barrameda
cargada la bodega de mundiales maravillas,
señora y rica,
tu panza llena hizo bueno el coste de la partida.

Victoria,
volviste a los océanos y con la océana mar casaste
para, acurrucada en sus olas, descansar eternidades.
Victoria,
en la mar fundiste tu maderamen zarauztarra
con el beso cortante de tu quilla ya salada.
Nao Victoria,
a veces paseo una mirada en el horizonnte curvo
mientras las espumas de tus olas brincan y saltan,
y yo sonrío a tu saludo del Pacífico mundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Firefox