miércoles, 23 de julio de 2014

Tiempo de felicidad

Llegué mientras hablaba el tiempo
en el momento en que un segundo
escribiendo la penúltima palabra,
deteniéndose,
escribió en mi pensamiento
que no dependía de minuto ninguno
la eterna felicidad de mi alma,
y riéndose,
sí de cada instante que disfrutara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Firefox