martes, 12 de agosto de 2014

Y yo

Leí
pero fue hace mucho tiempo
sin entender
que dependía de ti.

Es cierto,
leí de ti
en mí.
Sin sentir.

No te miento,
ahora lo siento,
ya no es tiempo.
Leí

sin entender,
no decidí,
no te vi,
no te pedí,

no te di,
no te sentí,
no te vi,
no te vi...

No entendí
hace mucho tiempo
antes de perderte
tu sentir.

Si entendiera ahora.
¡Tarde!
¡Si estuviera seguro ahora de no fracasarte!
¡Hace tanto tiempo que no leo sobre ti!

¿Por qué te perdí?
¿Te perdería ahora?
¿No te entendí?
¿Te entiendo ahora?

Creo que fue otra cosa,
más que leerte
creo que debí entenderte,
y sentirte,
y decirte que te sentía.

Mas ¿Te sentía?
¡Por qué no te decía
que te quería!
¡Sentirte!

Te leí,
leí mil veces
en mí
y allí no decía nada,

Sin darme tiempo a sentirme
te fuiste,
ya no estabas,
sin sentirte,

ya no estabas,
a mí me sentí
sin sentirte,
de pronto te vi

casi poco,
poco,
nada.
Ya no estabas.

Volví a leer tu nombre,
lo escribí,
te escribí,
nada.

Tu nombre,
no tú,
tu nombre
me importaba,

nombrarte era tan común
sin escucharte,
sin hablarte,
sin escribir.

Te tenía,
te nombraba,
te poseía,
te adornaba,

te lucía,
te usaba,
te presumía,
te trataba,

Y te perdí,
y cuando te perdí
sintiéndote dentro de mí
me faltabas

y vi
como si fuera dios
que era sin ti
y yo.

Sentí dolor,
me dolió,
fue dolor,
con dolor a mí me dolió.

Mis vidas vacías
que yo no entendía.
¡Si yo
era el mejor!

Incluso te regalaba flores,
y relojes,
y honores
de ser tu campeón.

Conque
quizás ahora lo entiendo
no siendo
"y yo".

¿Por qué te perdí?
El que respondió,
allí arriba, creo
que fue el quinto verso.

2 comentarios:

  1. "Sin darme tiempo a sentirme
    te fuiste"
    ¡ Precioso!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias.
    por el comentario y por el esfuerzo.
    Debería llamarte cielo,
    quede pues escrita la palabra
    redundando en merecido agradecimiento.

    ResponderEliminar

Firefox