miércoles, 6 de marzo de 2013

Las esculturas

Esencias
que se piensan.
Se dibujan
pretéritos de figuras
en busca de una idea
y se saludan
cuando el ojo las ha paseado.
Los dedos cincelan
lo que el interior de la calavera idea.
Pesan en la nada,
las miras
y aunque nada te digan
ocupan la ausencia de algo,
un sitio en el espacio,
tiempo en la retina.
Se miran.
Se estudian.
Gustan, no gustan.
Alguien las elige,
se padecen o se viven
esculpidas en nuestras vidas.
La escultura,
no queda más salida
que aceptarla en el mismo sitio todos los días.

3 comentarios:

  1. Las esculturas, traigan buenos o malos recuerdos,siempre son cultura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda Rosamaría,
      como todo el arte y todos los artistas.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Firefox