sábado, 31 de diciembre de 2011

El tercer escrito


Acá en la página blanca
de esta aplicación,
Scriffon se llama,
camino sobre el tercer escrito
con las letras que punteo,
una a una,
con diez dedos de las dos manos
que disfrutan
con cada sensación.
Es puro recreo escribir porque quiero.

Sin ninguna duda
anida un ansia
que no se oculta,
el deseo de pasarlo,
el tiempo,
disfrutándolo,
ahora escribiendo,
y ahora tú leyendo.

Palabra a palabra,
con mucho cariño
y todo el interés
desenredamos las ideas del cerebro
colocándolas del derecho y del revés
entre algunas neuronas,
muchas ganas,
más de un recuerdo
que se mezcla en los meandros de los sesos,
y tus ganas de leer.

Es Noche Vieja
en dos mil once,
está llegando la noche
y he de ayudar con las cosas de la cena,
dejaremos descansar las letras
deseando a todos,
a mí y a vosotros,
que el Año Nuevo sea feliz todo él entero.
Aupa todos en el dos mil doce.

Infinito y un trozo parece todo

Todo entero es más que infinito.
Todo entero es todo,
a infinito siempre le falta algo
aunque sea poco,
aunque sea algo enano
le falta algo desconocido.
Infinito siempre será un trozo,
una parte del todo.
Más allá de todo no hay ni un poco.


Es todo un poco loco,
algo loco.
O infinito.
Yo soy, solo.
Presente de indicativo.
Ya sé algo.
¿Todo átomos?
Y dentro del átomo la nada y el todo.

viernes, 30 de diciembre de 2011

Hambre

En muchos lugares de África,
y de América,
y de Asia,
y de Oceanía,
y de España,
y de Europa,
España está en la gran Europa,
sin ser realmente consciente en mis neuronas
hay gente con hambre.
Hay gente que se muere de hambre.
Es la pequeña conquista
de mi generación perdida.
Es muy importante saber
que los muertos no volverán otra vez
para reprocharme su hambre.
Resultaría insoportable
que cada día un niño
me despertase diciéndome con cariño
que no me preocupase,
que murió sin sentirlo
aunque muriera de hambre.

jueves, 29 de diciembre de 2011

Amada con pasión

Viene y vuelve a venir,
parece una canción de niños
este sentir
entre mis sienes tu cariño.
Yo también te quiero
con toda la fuerza entera de mi cerebro
mas tú quieres la fuerza del corazón
y no te la niego,
siendo lo mismo es pasión
que la cultura certifica preferida
en letras escritas con tinta,
aunque si deseas franqueza
más me fío de lo que siente mi cabeza
y dejo para el motor de mis venas
la potencia gallarda
que inunde mis sesos de sangre encarnada
para poder sentirte en toda tu grandeza.
Amada.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Un beso

Con la yema de un dedo te acaricio,
infinito.
Con la palma de la mano un saludo,
absoluto.
Con el contorno de los brazos un abrazo,
ilimitado.
Con dos labios pegados en un beso,
te quiero.

martes, 27 de diciembre de 2011

Deshojando aquella flor

Flores mirando al sol
deshojadas por el amor,
sí y no, sí o no,
será otra la razón
de que me quisieras tú
y de quererte yo
pero tuvo su valor
mientras duró la ilusión.
Era yo, eras tú,
fuimos los dos
deshojando una flor.

domingo, 25 de diciembre de 2011

La prensa en España

La calidad de la prensa en España
es barata, reducida es su calaña.
Sólo hay que ver
un poco la televisión,
sin necesidad de mirar,
y ya ves qué se cuece,
periodismo de investigación
de ése que sorprende.
¿Calidad.?
¿Formalidad.?
¿Honestidad.?
Puedes aprender
el número de letras que hierven
en el plato de sopa caliente
de la persona de mayor fama
y menor mérito
de todas las españas,
o la más culta palabra
del último superviviente.
Eso es la tele.
Y ése es su crédito.
Es la cultura de nuestras letras hispanas
y el derroche aventurero
que nuestros corresponsales más señeros
prodigan en sus crónicas de la vida.
La prensa escrita
no le va a la zaga,
muchas veces la aventaja
con novedosas iniciativas.
Acabo de leer
en un diario para mí desconocido
un célebre título harto manido.
"El candelabro".
Ya lo he escrito en otras ocasiones,
"Sofía Mazagatos,
maestra de cronistas y redactores".
Y qué decir de la veracidad de las noticias
o de la honestidad de nuestros periodistas.
Tanto me impresiona la prensa española
que las palabras se me agotan.
Leed malditos, escuchad y ved.
¡En qué habremos pecado tanto
para estar tan pulcramente informados!
La culpa es mía, me dirá un tertuliano.
¡Puede ser!

sábado, 24 de diciembre de 2011

Un hermoso correo

Hoy, como así,
cosas de magia,
y me hicieron sentir.
Fue de la forma más fácil,
en diez líneas cortas
y con la firma de una persona hermosa.
No pude dejar de responder antes de comer.
¿Por qué?
No sé,
entre la Navidad, que me hablaba de La Paz,
de ojalá,
hermosa palabra cada vez que se confirma,
también fue como conocer a Juan,
como un picoteo pero más extenso
aunque mi respuesta
entró en los ciento sesenta;
no hace falta que escriba por qué,
fue todo sentimiento.
Un hermoso correo.

Fue empezando

Cuando el blog aún no era,
siquiera empezaba,
escribía de colores sin tener una página,
de cómo serían las letras,
de cómo dar forma al lenguaje,
escribía de cosas varias.
Sin saber cómo se hacían las frases,
los renglones de palabras,
lo que sería,
las letras ya bailaban.
Yo aprendía
y escribía en la experiencia
sobre las pruebas que hacía,
en esos renglones que traigo
un poco más abajo
está la simiente de estas líneas,
algo así como el marco del cuadro.
O la tela.
O la tinta.
Son las palabras que empiezan.



Entrada.
El lugar de la pantalla
en el que se escribe
y se preparan las palabras
que luego serán página.
También es el resultado
tal como quede
una vez finalizado
lo que se ve.
Aquí le hago caso
a estarla preparando.
Empezando estamos
y por ahora va como sigue.
El color del fondo lo dejo transparente,
el color del borde de un color diferente,
osea, a través de él no se ve.
El color de biselado dejo que sea el mismo,
aunque no sé lo que es
esto del biselado, no sé su sitio
aunque lo imagino.
Un día lo sabré.

El blog de las cosas rotas.
En el blog de pruebas
he cambiado cosas,
sólo algunas,
pequeñas,
pocas.
A los paneles laterales la anchura,
doscientos la del izquierdo,
la del derecho trescientos diez,
de uno al otro se llevan más de cien,
no sé si es perfecto
pero a mí el resultado me queda bien.
Corremos,
como un caracol pequeño.

Lo que se escribe.
Textos grises,
algunos,
otros en colores azules,
al final serán miles
los que al empezar son pocos.
Les falta recorrer tiempo en el mundo
para hacerse montón,
una pequeña hilera de letras.
El título irá escrito en palabras negras,
o también grises.
El tipo de letra,
ése será casi siempre el mismo.
Luego todo resultará distinto
pero escribiendo esto, mientras tanto,
me he divertido
como un pequeño enano.

viernes, 23 de diciembre de 2011

Pasión en el leer

Pasión en la lectura.
En las manos un texto que me gusta
y disfruto mientras leo.

No necesito leerlo
como tú lo entiendes,
no necesito ni entenderlo
como no necesito saber inglés
para disfrutar de Bach en alemán.
Espero que no me entiendas mal
pero disfruto leyendo
tan solo con leer.
Lo que luego entiendo,
si entiendo, puede ser
más o menos placentero,
y si decido gastar un poquito de tiempo
en entender
entonces es que es
algo parecido a un paseo
por los senderos del cielo
y entra con cariño en mi cerebro
bañándolo de placer.

Poesía.
Disculpa
pero no tiene nada que ver,
puede ser poema basura
y savia divina la prosa leída.

Muchas veces,
sin entender
lo grande es sentir.
Antes de leer suelo pedir
que los segundos corran
dejándome vivir horas y horas
de continuo gozo
como si fuera un niño bobo.

Tampoco me importa recordar,
si no lo hago tendré la oportunidad
de volver a disfrutar,
pero eso sí que es ciencia exclusiva
de la poesía.
La prosa solo me provoca una vez
porque después se deja reconocer,
la poesía evoca en mí cada día
si de verdad entra en mi vida.
No sabes el porqué
pero pienso en Argentina.
Yo sí lo sé y Borges, aunque fue,
aquí no tiene nada que ver.

jueves, 22 de diciembre de 2011

Niños con hambre

Hoy, más bien ayer,
en un rato
tenía prisa
como si de la vida
se me escapara un pedazo
si tardaba.
Corrí que se me partía el alma
mientras casi no vivía.
Llegaron tarde
y no pasó nada
excepto el hambre.
No tuve ganas de comer
pero tuve tiempo de pensar
mientras tardaban los que no llegaron,
los que se disculparon cuando llamaron
desde un despacho.
Tuve que volver,
ahora despacio.
El hambre.
Hoy que yo tuve prisa
durante una hora,
en todo el día
se han muerto setenta mil personas.
De hambre.
Unas treinta mil eran niños y niñas
muertos de hambre.
No fue desagradable
mientras pensaba
en tanta desgracia.
Pero cerrados los ojos,
a oscuras lloraba
en el silencio de la calle.
Solo vomité dos lagrimas
de agonía triste.
Agonizante.
Mi prisa resultaba un simple y estúpido chiste
cuando ya sabía
que mañana otras setenta mil personas
iban a tener prisa porque se morían
de hambre.
Eso sí es prisa.
Lo escribo sentado,
sin correr,
con la ventana a un lado
y el ratón descansando
mientras tecleo lo que has de leer.
No veo la luna pero la sé.
También sé que van a morir.
Te acabo de hacer culpable también a ti.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Lindo y el grillo

Es lindo.
Linda palabra
que enjuaga los oídos
de mar en calma,
como que danza
en suave baile
cerca de los tímpanos
el aire.
Campanilla,
que tintineando, suena
como a un grillo,
alado, que no vuela
pero mueve alas de viento
que frotándose suenan lindo.
Lindo y violento,
agresivo amante de la espada,
así es el grillo.
Linda palabra
es lindo.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Mi insomnio

Insomnio,
como un demonio.
Persistente.
El sueño que no viene.
Desordenada mente.
Dejas que no piense y no puedes,
se revuelve,
igual que el cuerpo cansado,
tal como ayer
caminas por la noche gastado.
El sueño que no vuelve.
El descanso,
llegará la mañana otra vez
y verás que estás más despejado,
tal como ayer,
sin saber porqué.
Importante porqué.
Sin haber dormido duermes.
El cerebro eléctrico que no hace caso.
El cerebro que me desencarcela.
El cerebro que dentro ordena.
¡Duerme!
Sin haberlo sabido despiertas
y vives.
Más de un año, acostumbrado,
cada noche en la misma sala del mismo cine.
La misma pantalla que quieres negra
siempre blanca.
Un solo problema.
Me acostumbré.
Ocasional.
No duró una eternidad.
Como todo, pasa.
Hoy dormiré otra vez
tal como ayer.
Otro hoy de otro ayer.
Se fue.
El insomnio.
Un demonio
que ya no es.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Alguien ha de hacer que camine el mundo

Las mujeres se interesan por las personas,
los hombres se interesan por las cosas,
es la norma.
Consumo.
Guerras, dinero, religión, alcohol, fútbol.
Alguien ha de hacer que camine el mundo.


Unas juegan con niños,
otros en los casinos.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

El peldaño mojado

El peldaño,
si resbalo da igual si subo o bajo,
me caigo.
Es lo más probable
aunque con suerte me equilibro
y salvo los huesos de un batacazo.
Sin suerte quien escribe se cae,
me derribo.
Ya veremos más tarde
si se rompe el peldaño
o la cabeza grande,
a él no le importa nadie,
a la cabeza le importa ella
y si el mármol se agrieta,
por no pagarlo.
El peldaño estaba mojado.
Siempre pensando en las pesetas.
¡Qué miseria!

De mármol.

martes, 13 de diciembre de 2011

Navidad

Navidad.
De ella leía
que es fiesta del consumo
y no siendo mentira
no es su culpa
sino tuya,
como mía.
Fácil escudo,
vil excusa
que buscas y que uso,
mas no compres
lo que no usas,
no te atiborres
en la basura
de una sociedad viciada en humo.
Busca y no huyas con palabras absurdas.
Saluda.
Celebra la fiesta,
besa a una persona,
abraza a otra,
abrázalas a todas,
besa al mundo
y déjalo sentir en ti.
También flota en la Navidad la felicidad.
A mí me gusta terminar,
y la paz.
Te ofrezco un abrazo muy grande.
Felicidades.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Tiempo de letras

Tiempo de letras,
de escribirlas para leerlas.
Todos los días.
Las escribo en cualquier segundo que se despista.
Se juntan en palabras y hacen magia
entre las neuronas que se comunican
para decidirlas,
para cambiarlas.
para ordenarlas,
para leerlas otra vez antes de dejarlas quietas,
todo para que alguien las lea.
Yo siempre soy el primero que disfruta de ellas,
antes de nacer,
también las saborearé después de que las leas,
otra vez,
más veces,
en los labios una sonrisa,
siempre,
todos los días
al escribirlas para leerlas.
Tiempo de letras.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Manos amigas

Ayuda,
hermosa palabra que significa
el sorbo de agua
de unos ojos que miran
cerca o en la distancia
en la sed que embriaga
de una sepultura,
la mía,
la tuya,
la suya.

Con ternura.
Hay tantas manos,
con callos de azada
y lágrimas de agua pura
regando sus almas,
destapando tumbas,
y solo miramos lo que destaca,
el diablo de la usura
o el ángel de la venganza.

O a mí que no hago nada,
o casi nada.

viernes, 9 de diciembre de 2011

El tren de leer

El tren.
Ideas que viven
en vagones de letras
y cuentan lo que tú quieras.
Tus palabras.
Largo como escribas,
basta un trozo de una línea.
Kilómetros de tinta férrea
o sencillamente esencia
de una rima.
No me importa que se repita,
me importa que se lea.
Vale con una idea.
Tuya.
Aunque no rime.
Se lee.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

¡Animales!

Los bichos se remueven por todos los sitios,
todo tipo de criaturas me molestan
aunque el único problema
sea que existen y merodean conmigo
entre las hierbas del jardín.
¡Ya la aplasté! Exclamé.
La vi
y una plancha grande de madera encima de ella lancé.
La mariposa murió aplastada entre el suelo y la tabla
mientras yo vociferaba en voz alta la matanza.
Tanta palabra no es redundancia sino heroicidad humana.
Violencia innata.

No,
solo es imaginación
que no maté nada.
¿Y si el mosquito fuese de mi tamaño,
inteligente y despiadado,
y solo hubiese un metro de aire
entre él y yo?
No tendría derecho a matarme
porque es menos hijo de Dios.
¡Animales!
¿Seguro que somos la joya de la Creación?

martes, 6 de diciembre de 2011

Limpiando

Almuerzo.
Fuego,
agua que quema,
sin bacterias,
de nuevo empieza.
Un cubierto limpio.
Siesta.

Cena.
Me repito.
Fuego.
Agua.
Limpio.
Duermo.

domingo, 4 de diciembre de 2011

El auto

Un kilómetro andando,
y respirando,
no es difícil recorrerlo en diez minutos,
sobre todo si el terreno es llano.

Un kilómetro en auto,
subimos,
nos colocamos,
arrancamos,
desaparcamos,
circulamos,
llegamos al sitio,
buscamos aparcamiento,
nos detenemos,
aparcamos,
nos bajamos.
No es fácil hacerlo
teniendo menos
de seiscientos segundos
aunque sea cuesta abajo.

Mal negocio si además
con malos humos y suciedad
polucionamos
el aire que respiramos.

viernes, 2 de diciembre de 2011

La gaita

Gaita que suenas repleta
mientras vacías tu pulmón de aire
y el beso de la música te llena
en el mismo y justo instante.
Gaita que tocas en el aire tus notas,
haces que sueñen todas mis neuronas.
Es una amiga mía quien te sopla
con un beso que envidia mi boca.
Tú eres gaita gallega,
mi amiga mas que bonita es bella.
Entiéndelo como quieras
que siempre seréis hermosas.

lunes, 28 de noviembre de 2011

La muerte no me da miedo

La muerte no me da miedo
ahora que estoy vivo.
Muerto,
si es necesario vuelvo
y os lo cuento.
Eso digo,
lo pienso,
lo deseo,
eso quiero.
El placer de vivir.
Aunque no me importa el silencio
morir no quiero,
aunque ya viví
vivir una eternidad deseo
y de arrepentirme tener tiempo.
Aunque no muera
la muerte no me da miedo.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Vida y violencia

Lo último en tecnología
es coger dos células
y darles vida.
Solo bailando en mi cabeza
esta idea
se me llenan de letras
los dedos encima de las teclas
escribiendo felicidades.
Las mujeres,
hermosas todas,
llevan haciéndolo montones de siglos,
milenios creando niñas y niños.
De todos los animales
todas las hembras.
Todas las plantas verdes,
que si no tienen machos se autoengendran.
Siempre ellas.
Una maravilla
en un universo de vida.


Los hombres hacemos esperma,
millones de millones de espermatozoides
de una tacada y a la brava
para ver si al final uno llega.
No puede ser que seamos tan pobres,
algo se me escapa
pero pienso y pienso
y no se me ocurre nada.
Ni una palabra.
No quiero pensar
que solo somos violencia,
de espada,
de género,
dinero y guerras.
Tan solo miseria.
¡Va a ser que es verdad!
¿Será?
A veces también sabemos besar.

jueves, 24 de noviembre de 2011

La Wikipedia

Wikipedia.
Palabra
en sí misma
poesía.
Cultura que me regalan.
Recuerdo
siendo pequeño
la enciclopedia,
estantería de libros
muy grandes,
caros e importantes.
Si la tenías
era compra de una vida.
Igual que la casa.
Hoy la enciclopedia
es aún más grande
en palabras y en importancia,
todos la tienen a su alcance.
Cuando pienso
que no haciéndola gratis
alguien
pudo ser
de mucho dinero dueño,
del poder
abusón y señor,
y prefirió ser mejor;
una lágrima me empapa el cielo.

La Wikipedia
llena de cultura el planeta
tan solo compartiendo.

lunes, 21 de noviembre de 2011

Hojas

Se caen.
El otoño nace
y pronto se delinean
las ramas de los árboles
en el aire.

Se hacen savia.
Como lágrimas que sobran
de las ramas
las hojas
en el suelo alimentan
las raíces,
su hambre.

Vida que se resucita
a sí misma.
A mí me encerrarán en una cueva
con lápida
para que no vuelva.
No seré lágrima
ni llegaré a primavera,
me dejarán atrapado en el infierno
sin ser alimento.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Pasión

A caballo de un tigre fuera del cine
con las ganas salvajes de sentirte
corrí a besarte los labios de ángel.
Corrí por latir sin poder esperarte.
Tan emocionante era solo pensarte
que rugía bravío el felino que vive
este corazón que revienta tu sangre.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

El camello

Duros caminos
con poca agua,
con mucho frío
o calor intenso,
así lo tratan.
Con dos gibas
por tierras tibetanas
del Asia
este camello
que es pequeño
pasea el alma.
Fuerte y rudo
se yergue tieso
de cabellos duros
y espesos,
oscuros,
a veces negros;
el vestido suyo.
Aunque feo
no deja de ser hermoso,
pura energía que almacena
sobre todo.
Si lo remiras te encariñas
de una estampa que se hace bella
mientras camina por las rocas
el perfil sinuoso de sus dos jorobas.
Allí anda,
por Irán, por Mongolia,
China, India,
a través del Asia toda.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Valer para algo

De la huerta a la boca
los trabajos que pagan
y también los que cobran
no crean nada,
todos sobran.
No hay más patas
en el pobre gato.
Produce el hortelano,
el que transporta,
el que vende,
y yo me lo como.
El dinero en este caso,
como en todos,
no da ni grasa.
Vitaminas tampoco.
Si lo pensamos un poco
seguro que se nos ocurre algo.
Que el mundo es posible
ya lo sabemos,
no hace falta que me lo expliquen
ni el jefe de los empresarios
ni el amigo del banco.


En serio.
El esfuerzo usado
en manejar dinero
empleado en trabajo
ya sería algo.
Piensa.
Estar sentado
y producir cero
es ser vago.
Banquero
igual a eso.


Otra vez en serio.
Si lo que quieres es poder
ponte un reto,
dar a todos de comer.
Dar de vivir
al mundo entero.
Compartir.
Convivir.
Conmigo y también para ti.
Lo demás es miseria
de un pobre sin ideas
que incluso yo sé hacer.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Chuleta a la parrilla

La superficie ya tostada.
Una chuleta encima de las brasas
gotea, suda y sangra
sobre enanas llamas.
La saliva se seca en la garganta,
evaporada.
La lengua se revuelve vacía de agua.
En los labios luce la piel encarnada
mientras el hambre aguarda agazapada
detrás de la mirada
en un cerebro cada vez menos en calma.
Las manos limpias e inmaculadas.
El cocinero satisfecho se prepara
para clavarla con las púas largas
del tenedor firme y atraparla
sacándola de la parrilla abrasada
a la fuente blanca
mientras en su mano derecha descansa
el mango del cuchillo con la hoja plateada,
afilada.
Buen provecho.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Acertijos

Fue sorpresa de cine
aquel " a ver si aciertas",
así dices
con tu propuesta.
Ya al principio
fui con dos aciertos
en cabeza.
El primero seguir tu camino,
el segundo jugar de veras.
Contigo conocí a Pilar,
a Mala Mamá,
a las Mónicas, a Isa,
y a más,
a personas divertidas
que me miran con las teclas.
Mucha buena gente
que conocí por leerte,
conque gracias mi niña
por esos Acertijos
que manejas con maestría.


Después fue Pili,
querida amiga
que sin hacer la mili
gana campeona
una batalla tras otra
con balas de plata
hechas de palabras,
quien me dijo
de tu nueva invención de fantasía
que da en el clavo de la risa
con certera puntería.
Otra vez diana.
Exacta.
¡Cómo no! Matemática.
Conque gracias.
Pipo.


No lo dije pero lo hace porque sí.
Gente feliz.

viernes, 11 de noviembre de 2011

Te siento

Está en mí lo que tú quieres.
Tú quieres lo que yo siento.
No quieres la sangre de mis venas
ni los latidos que alimentan
la vida que riega.
Lo que tú deseas,
lo que tú anhelas
es la nada que pienso.

Y yo pienso
lo que siento,
y siento
lo que pienso.
Si no pienso
no siento,
si no siento,
muero.

Estas letras
así leídas,
como suenan
fueron escritas
en Facefook,
hoy juego con ello
porque sigo sintiendo.


Está en mí
y tú lo quieres,
quieres lo que siento,
lo que palpita en mi adentro.
No quieres mi sangre,
ni mis latidos,
ni el aliento
que por ti respiro,
ni mi cuerpo mismo,
ni mi dinero,
ni mis ojos que te miran
ni el esperma que siembro,
no quieres la vida
que riegan mis venas,
no quieres la lengua
que te suspira.
Lo que deseas,
anhelas.
es la nada que pienso.

Pienso
lo que siento
y siento
lo que pienso.
Si no pienso
no siento,
si no te siento,
muero.

Eres egoísta,
me quieres entero.
Como yo a ti
desde aquel día en que de verdad te vi.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Releyendo palabras

No releo los libros.
Cuando lo he hecho
nunca ha sido lo mismo
que en el primer encuentro.
El misterio,
el por venir,
el aún no sé
ya no es.
Las letras del fin
aunque no las recuerde
casi las sé.
Leo inocente
y lo que enseguida viene
lo adivino también.

Casi no leo poesía
pero son las únicas palabras
que aguantan otras lecturas,
la segunda,
aún en la tercera y en la cuarta
perdura la frescura.
Ninguna poesía que me gusta
se me ha gastado nunca.
Ni la he rimado y no se inmuta.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Una flor

Bella.
Más hermosa aún si la miras.
Como prado de flores,
la belleza de una sonrisa.


Brillan,
al sol los colores
en labios y mejillas,
en la noche
deben ser más que vida.
Después del horizonte.


Mira.
Eres más bonita que tu nombre,
sencillamente linda.
Lorea.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Otro móvil

El móvil se renueva
y el viejo Qtek
deja paso a un hache te ce
que ahora es nuevo,
sin estrenar siquiera.
El ansia por conocerlo
no empaña otras pasiones
como la de escribir conque,
hermosa palabra que me encanta.
El placer de tocar la pantalla,
que no sus teclas,
verla iluminada de novedades,
que imaginadas,
revolotean en las neuronas
en imágenes virtuales;
un placer no tan grande
como contarlas,
decirlas,
escribirlas,
alinearlas en palabras golosas.


No es el placer de hacer llamadas
el que se esconde
sino ese de jugar a mirar utilidades
que se desconocen.
De cualquier forma
primero escribo conque,
disfruto con la hermosa palabra,
y después empezaré con las instrucciones
del nuevo móvil,
mío,
no de la compañía.

Me lo regalaban
por un contrato sin sustancia
que no me valía
ni me hacia falta
pero que pagaba
aunque usara menos,
y si usaba más
pagaba bastante más.
No me hizo gracia.
Me encantan las palabras.
Libertad.
Por ejemplo.

domingo, 6 de noviembre de 2011

Compartir

Compartir contigo
también es para mí,
solidaridad de amigo
o algo así.
Sin regalos, con cariño
y sin deberes futuros,
si lo necesito yo lo uso,
si lo necesitas lo usas tú.
Si hiciéramos así todo el mundo
tendríamos un mundo más azul
y menos lleno de humo.

Compartir,
solidaridad,
dos palabras para un mundo feliz,
para ver el sol salir
al levantarte cada mañana.
Dos hermosas palabras.
Hay más.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Una mirada golosa

Una parrilla.
Entre sus barras cilíndricas
se cuela la grasa,
gotas que cuelgan, resbalan;
empiezan chicas,
engordan y se agrandan
mientras abandonan la carne;
pesan, se despegan, caen
encima de las brasas
que flamean;
se queman.
Son gotas que ya no me engordan.
Una mirada golosa.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Templarios

Templarios,
leyendas de un pasado
sin olvidar,
depende de la novela que los dibuja
leerlos buenos o malos,
guerreros o monjes sin más.

Templario,
ilustre figura
y caballero quemado
liberado ya del crimen equivocado
por un papa cristiano.

Templarios.
Otro papa los condenó
a subir al cadalso.
¿Culpables de inocencia?
¡Por qué no!
Siete siglos después de la condena
son perdonados
los entonces muertos y robados.

Templarios.
Después de que su Iglesia
los arrastró por el suelo
Cristo los habrá encariñado
en el calor de su pecho
todos estos cientos de años
como a tantos otros perjudicados
por la Roma que predica
con las manos llenas de cruces que brillan.

Templarios.
Los anillos eran de plata fina
y de oro con quilates.
Hoy se siguen construyendo catedrales
de tamaño gigante.
Eran, y siguen siendo, muy grandes.
Anillos bestiales.

No resulta tan todopoderoso un Dios
que sigue necesitando tamaños homenajes.
Sin tener iglesia,
ni grande ni pequeña,
ni anillos, ni pulseras,
por mí murió.
Él fue un templario del amor.

martes, 1 de noviembre de 2011

Un te quiero

Quieres saber cuánto eres
en el espacio que siente
entre mis dos sienes.

Lo contrario de la nada
no sé lo que es,
lo que es la nada
tampoco lo sé.
Nunca la vi, nunca la sentí
ni fuera ni dentro de mí.

¿Y en ti?

Tú eres algo más,
tampoco sé
cómo se define
en el espacio la eternidad.
¡Infinita!
Eso ya sé lo que significa.

¡Imagina!

Si en una gota
piensas un jardín de rosas
y llenas de océano
el universo
creo que todos los pétalos
olerían un poco en lo que siento.

Ya sé que exagero,
sería un aroma niño
en otro infinito.
O un aliento
en un sueño eterno.

No preguntes cuánto te quiero.

lunes, 31 de octubre de 2011

Mirar un libro

La ilusión de tener un libro
es saber que puedo leerlo,
con la esperanza de hacerlo.
Algunos los almaceno
para consultarlos.
No tengo tantos pero sé,
o creo que sé,
que todos no los leeré.
Seguiré comprando
porque al mirarlos,
sin tan siquiera tocarlos,
solo la forma ya me dice algo.


Lee.
Es vicio.

viernes, 28 de octubre de 2011

Edades

Chavales,
como lo fui yo,
pequeño en edades;
chiquillos,
aún más pequeños
como todos fuimos;
niños,
todavía soy un niño
que aprende de los que saben;
eternamente joven
para los que no me conocen.
Tempranas edades.

jueves, 27 de octubre de 2011

Esclavizada

El agua, de fuego viva
en una máquina infernal,
gotas que purifican
disparadas enanas
por las aspas de metal,
una por encima,
la otra sobre el agua
que arde en el suelo,
géiseres del infierno,
lluvia que moja y abrasa
los restos de un manjar
que ya es ayer.


Vendrá después
el aire seco a desertizar
las superficies empapadas,
las de colores y las blancas,
las que son metálicas
y también las de cerámica.
Todas las caras brillarán
y llegará el reposo,
el descanso ansiado
y el sueño en un armario
en ausencia de los ojos.


Hasta la próxima comida
en la que, ya puesta la mesa,
iniciará junto a la servilleta
la singladura repetida
una esclavizada vajilla.


Al menos tres veces al día.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Ser o creer

Después de crear un universo entero
para ti y para mi
vino a hacerse muerto
por ti y por mí.
Y por otros.
Fue Dios.
Por todo ello
no creo que nos desee sufriendo.
Tanto amor
ha de ser para que podamos disfrutarlo
con pasión.
Así nos hizo.
Pensando así como pienso
me hizo a mí.
A ti tal como tú piensas.
Si te hizo.
Si crees de otra forma
hazlo a tu manera,
sin hacer daño a otras personas,
sin molestar siquiera.
No hace falta que yo crea
pero sí que viva con plenitud la vida.
Vive tú la tuya y sonríe.
No me importa que creas o no creas,
me importa que sonrías
si es lo que deseas.
Y que seas.
¡Vive!
Como quieras.

lunes, 24 de octubre de 2011

Dos ojos

El universo de tu ojo,
el ala de una mariposa,
toco los colores en las formas
con todos mis ojos.

La belleza regalada empapa en mi mirada,
revienta en los meandros de mis sesos revueltos,
besa las eses que serpentean y piensan
la luz que les llega
a mis ojos verdes,
explota insolente.
Es la obra de la naturaleza que descansa.
En tu ojo quizás tu alma.

Todavía me queda otra ala que mirar,
extasiar de luz el cráneo con ansia
de ver volar.
Aún me queda un ojo que mirarte,
galaxias,
un cosmos total
se mostrará detrás de mis pupilas
para volver a pensarte.

Dos alas.
Tú en dos ojos
llenas la nada
y lo tienes todo.

domingo, 23 de octubre de 2011

Paz

Paz.
Paz.
Paz.

Tres letras.
Tres palabras.
Euskadi eta askatasuna.

Así.
Ahora sí.
Ya sí.

Se busca la democracia ya.
Con la palabra.
Habla.

Paz.
Paz.
Paz.

viernes, 21 de octubre de 2011

El agua

El agua,
placer de vida.
Entre los poros de las piedras
filtrada,
en escorrentía
resbalando sobre la tierra,
salvaje en la cascada,
cada gota una perla
si la miras,
si la bebes un río
hecho sangre
que navega latido a latido
en rojo enfurecido.
En el mar
se hace la gota salada,
brinca en espumas escarchadas
y nada en calma.
Cada gota
placer de vida,
si la bebes,
si la tocas,
si la miras,
si la sientes.
¡Ya quisiera el nácar!
Perlas transparentes.
El agua.

jueves, 20 de octubre de 2011

Año Nuevo

Uvas de un racimo
que nunca serán vino.
Navidad.
Las acompañarán
otras uvas que se hicieron
cava catalán.
Pronto Año Nuevo.
Más uvas para saludarlo
despidiendo al viejo,
pasa el tiempo con solo pensarlo.

miércoles, 19 de octubre de 2011

Hola lluvia

Una flor se enciende.
Nace,
un capullo que crece,
se hace,
muere.
Queda la planta.
Una hoja verde
cuelga en una rama.
Árboles de un bosque.
Tantos y tantos millones
hacen una primavera
que llena de colores
cerca de media tierra.
Una hoja cae,
caen todas,
caducas se esparcen
en alfombras.
Aguantan las frondosas
este otoño
como todos.
Belleza.
Más de seis meses
de medio planeta.
Ya tiritan las pieles
en texturas de gallina.
¡Una gota!
Otras pocas.
Hola lluvia.

martes, 18 de octubre de 2011

Reflexionando

Reflexionando
me he dado cuenta
de que si me lees
en un lector de feeds
no te enteras
cuando hablo de pájaros
o de cambiar la forma de las letras.
En mi blog, claro.

Reflexionando ¡Qué descaro!

Muevo la lengua,
dos palabras
y Sócrates que asoma en la cabeza
como injerto en la huerta.
Intelectual de labia vana
circunvolucionando con la azada
en el cerebro seco.
Hablábamos de eso, de pájaros.

A alguna gente parece
que los nidos nos crecen
en el cráneo.
Repetidos.

Si Borges se levantara
me diría que ya me lo dijo.
Él sí sabía de palabras,
él sí reflexionaba.

lunes, 17 de octubre de 2011

Dos estrellas

Hace mucho, mucho tiempo,
cerca de este siglo,
ella, tan querida,
a quien recuerdo y siento
con todo el cariño,
me regaló una fotografía
de la que recorto
este escogido trozo.
En la ciudad del sena
entre algodones rosas
y la belleza hermosa
de una niña peliroja
se eleva a las estrellas
la lanza más famosa
de la tierra entera.
Hay otras
pero no son vuestras.
A ti que me la recuerdas,
a ti que sé que te emociona,
y a ella,
os dedico esta idea.
Un puñal suyo
clavado en mi cerebro,
un recuerdo tuyo
apuntando al cielo.
¡O es al revés!
El puñal tuyo y el recuerdo suyo.
También.
Leas como leas, disfrútalo bien.


domingo, 16 de octubre de 2011

Niños muertos de hambre

En este momento en que escribo
un niño...
Otra vez.
Mientras escribo
varios niños pequeños
se están muriendo...
Tampoco está bien.
Ahora que escribo,
muchos, muchos niños
están siendo carne muerta.
De hambre.
Quisiera que cuando tú leas
ningún niño se muera.
No me tiemblan los dedos
cuando escribo
pero me tiritan las neuronas
en el cerebro
y siento un fuego de niños,
una hoguera grande,
que me arde en el pecho.
Tú que lees, piénsalo,
no es broma.
Es hambre.

sábado, 15 de octubre de 2011

Ayuda al que tropieza

La torpeza me hace sentir muy torpe.
Si cuando tropiezo puedes ayudarme
te agradecería que lo hicieras, conque
no esperes a que te lo digan y ayúdame.

Me repito porque es importante.

Si puedes aliviarme
evitándome un mal trago
pon algo de tu mano.
Es así de fácil.

Si además te ríes
que sea una risa sana
que reírse es humano
y está en los genes de todas las razas.

Tú te diviertes,
yo respiro
y el mundo es más fuerte
porque somos amigos.

Pero no lo olvides,
si el mal rato que pase
puedes aliviarlo
no dudes lo que dura una hache
 y entra a saco
para que también pueda reírme.

Entre los dos
haremos algo hermoso,
usar dos preciosas palabras,
una es magia.
Gracias.

viernes, 14 de octubre de 2011

La forma de las letras

Hoy la forma de las letras
es distinta.
Le dije a Blogger ¡Cámbialas!
Obedeció.
Sin esperas,
sin tonterías.
Te diría que se encendió
alguna lámpara
detrás de mis pupilas.
Mentiría.
Empezaban a cansarme
y las cambié.
No dudo otros cambalaches,
sin prisa,
cuando cuadre.
Pienso en el color de las letras.
En manchas rojas,
de sangre,
como de hambre
porque se te seca la boca.
También en Picotea.

jueves, 13 de octubre de 2011

Hambrientos

Lo que pienso.
Siempre deseo importante
lo que pienso
cuando lo realmente grande
es pensar.
La importancia es circunstancial
y personal.
¡Qué le importará
a un adolescente negro
de los que están hambrientos
un trocito de arte
o que el Guggenheim sea de titanio!
¿Y a un payo?
¿Y a un gitano?
Si todos tienen hambre
creo que todos prefieren
saludar al panadero,
o al frutero,
o visitar el cubo de la basura.
¿Te sorprende?
Déjame que lo piense.

Hipócritas de la vida y de la usura
no tenemos cura.
O sí. Yo creo que sí.
Ya que lees
también depende de ti.

miércoles, 12 de octubre de 2011

Leer libros

Un libro cerrado,
un misterio,
tan solo mirarlo
ansias de leerlo.
Verlo
y ya querer tocarlo
aunque no suene al tacto.
Estanterías llenas
de una librería
y un cerebro lleno de ausencias.
No poder nunca
leer tanta literatura.
Ya lo sé,
es mejor que tú lo asumas también.
Mientras tanto pensaré un rato
en la próxima lectura
dejando la mente en blanco.

lunes, 10 de octubre de 2011

Datos en la nada

¿Y qué fue de ellos?
Aquellos que ya son memoria.
Bits desaparecidos en el infierno
de una historia corta
en aplicaciones transitorias
de discos cerrados
o nubes ilusorias,
en un computador viejo
que ya no funciona,
en aquella aplicación nueva
que en la red hoy es un error cualquiera;
bits en bytes que ya fueron,
datos hoy en el páramo
a la fuerza olvidados.
¡Qué paradoja!
Olvidados en alguna memoria.
En nada atrapados
en la nada se perdieron
cual encarnado pintalabios.
Menos mal que sé escribir otros nuevos.

sábado, 8 de octubre de 2011

Olas, gotas.

Ondas que flirtean blancas,
zigzagueantes,
coronadas de espumas,
evaporadas al sol brillan la luz de la luna.
Libres surfean las gotas de agua atrapadas
en las líneas que las olas del mar dibujan.
Gotas redondas
saltando a mares
en las olas.

jueves, 6 de octubre de 2011

Gracias

Gracias,
hermosa palabra
si la escuchas y si la hablas.
Úsala y leerás su gracia
en el hervor de la nada
de tus entrañas.
Es como amar,
no se ve
pero se lee,
se siente,
hormiguea.
En el corazón quema
a su derecha
como una llama.
¿Pequeña?
O como una galaxia.
Prueba.
Que sean sinceras.

martes, 4 de octubre de 2011

Caza

Lo apasionante de la caza
es luchar con el lobo
a causa del hambre,
vencer y comerse al lobo,
por hambre.
Así es cazar.
Lo demás
veleidades de espíritus torpes
o de ricos sin sangre.
Un rifle en la mano, muy fácil.
Matar gratis.
¡Hay que ser pobre!
Valiente cobarde.

lunes, 3 de octubre de 2011

Tus mentiras


El corazón tiene el tamaño de tus actos,
aún siendo un enamorado de las palabras
sé que con ellas tu lengua miente y engaña.
Un día, solo de infarto, lo verás claro
y desearás cambiar tus mentiras viejas
por un poquito de compañía eterna.
Entonces te habrás dado cuenta
de que en nosotros te hiciste carne muerta.

sábado, 1 de octubre de 2011

Tus letras

Con cara de niña
te conocí,
cara de niña te vi
en el último ahora.
Es que no escapa la sonrisa
de tu boca,
no te olvida.
Un día tus mejillas
también reían leyendo.
Casi ahora te vi recitando,
también lo hacías riendo
con los labios.
Lo mismo disfruté en tu cara
mientras bailabas
a mi lado
abiertos los brazos,
las manos levantadas.
Solo me falta leerte,
falta algo siempre.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Xares, de Silvia.

Xares, hermoso lar de paz,
bebe en su río y mira cómo se va
el agua de cristal
escurrida entre verdes de hierba
y chapelas de pizarra negra.
Por encima una eterna Trevinca
que siempre fue testigo de su estar,
la más alta cima de Galicia
descansa en sus piedras.
Xares, recuerdo celta.
En Xares nacieron mis padres.

Antes,
un siglo antes que el templario,
encima del castro
se hincó la primera piedra
de un octógono de iglesia.
Un siglo y varios años antes.
Diez siglos antes que mis padres.
Precioso Xares ancestral
lugar de piedras con mensajes
por desvelar su verdad.

Xares de tierras que se labran en laderas,
que se labraban sangrando las venas.
Xares de fiestas,
Xares de gente que vuelve a verla.
A la tierra.
Xares de vida,
encuentro de besos escondidos
en cada esquina.
No olvido.
No se olvida la sangre vivida.
Xares.
Antes que iglesia ya tenía heridas
en piedras con señales.
Xares.
Tus huellas surcan mi infancia niña.

Estas letras arrancaron pensando en Silvia,
quizás el corazón que más siente la vida.
del pueblo de mis padres.
Xares.
Saludos prima.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Babia y el rey

Babia,
ya lo sabéis,
es mi otra patria.
Allí soy el rey
y tú también lo puedes ser.
Descansas, viajas,
cuando quieres vuelves,
hablas sin necesitar palabras,
el cerebro bebe sin agua.
Creo que en Babia
se le ocurrió lo de la mecánica cuántica.
Es el país del alma.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Aire de vida

El aire,
universal en mi tierra,
extraño fuera de ella,

entre las estrellas.

El aire,
vida que alimenta
mi vela

respirando siempre.

El aire,
átomos que remueven
el fuego ardiente

en cada suspiro.

El aire,
obligado aliento que respiro
cada segundo que el corazón da latidos.

Aire, sin el que no vivo.

El aire,
etérea esencia
mantiene
la vida de todos los seres vivos.

De todos los conocidos.

viernes, 23 de septiembre de 2011

Palabras que engañan

Balas de plata,
bonitas palabras
en poesía escritas,
mortíferas si matan.
Las mismas palabras,
ideas distintas.
¡Qué fácil nos engañan!
La publicidad nos agasaja
con parecida magia,
es cuestión de que elijas la marca
que siendo la más cara
es una ganga.
Imprescindible en tu vida.
Compra y paga, ya tardas.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Princesa

Una princesa.
Un castillo.
Presa.
Mal empieza lo que escribo.
Un bandido la encierra,
el camino,
espacio entre aquí y su vera.
En nuestro poder dos llaves
la liberan,
su gracia
y quien disfruta con ella,
la sonrisa que mis labios atrapan
cuando leen sus palabras.
Ya brinca,
ya corre libre y viva.
Acabo de leerla.

martes, 20 de septiembre de 2011

Una mirada al sol

Las flores blancas miran al sol,
las rosas rojas también.
Es lo mismo que hizo el girasol
ayer,
lo vi yo,
lo persiguió desde el amanecer
hasta que el horizonte lo tapó.
Mañana volverá a aparecer,
el sol,
lo sé,
lo sé yo,
y la lechuga se bañará como cada día
en su luz.
Son las sonrisas y alegrías
de una naturaleza llena de vida.
¿Y yo?
Como tú.
Triste miseria,
si miro al sol me ciega.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Mosquitos

Ya han nacido.
En invierno no molestaban
ni un poquito
y ahora, en la calentura de la noche,
aguijonean la vena y atrapan,
embriagados,
la sangre roja y líquida que corre
en ríos de glóbulos rojos y blancos
por dentro de mis brazos,
por la espalda,
por la mejilla derecha
o justo por debajo
de la piel de la izquierda.
O en el interior de la frente.
O en el cuello.
O en una pierna.
O donde pueden.
Todavía unos niños
de color negro,
así me parecen,
así lo creo,
duelen
los malditos mosquitos
barrigudos y nocturnos
que no dejan intacto
ni un trocito de piel si me destapo.
Entre las sábanas,
en el inframundo,
me escondo y oculto
cada centímetro de piel sana.
Me duermo.
Hasta mañana,
que ya están llenos.

martes, 13 de septiembre de 2011

Es que te soñé

Es que te soñé.
A los veinte no vacacionaba.
Con los treinta nunca vacacioné.
Cuando era un niño chico lo hacía
por el suelo de la sierra,
en la falda de la montaña más alta
que descansa en Galicia.
Veranos de fiesta.
Vivíamos al lado
cuando vacacionábamos,
yo era niño y ella era niña.
El resto del año vivíamos cerca
y lejos como extraños.
Después de un trozo de vida
le gustan las palabras
me dijo.
Lo dejó escrito.
Éstas las dejo yo escritas
mientras la pienso.
Escondida.
Tan lejos como un beso que no recuerdo.
Tan cerca como su belleza en mi memoria.
Allá,
(tiene que darme unos besos
cuando lejos sea historia),
en la falda de la montaña más alta
vacacionaba guapa.
Mi vecina.
Hermosa sonrisa.
Ayer te soñé.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Inútil

Miran dos ojos,
tu firma,
dos niñas.
¿Como osos?
Tus pupilas.
Feroces lobos.

Salpica sangre roja,
huida
entre los labios de la herida.
Gota a gota,
En ti sola.
Mi vida ni lo nota.

La aguja en tu boca
angustia,
te gastas toda
en mi vida boba.
Mi culpa te roba.
Te agobia.
Te asola.

Tus lágrimas las lloras
todas,
tú sola.
Me ves no saber,
no hacer.
No preguntar qué.

El fuego en mi pecho
¿Aliento?
Un desierto
si no sientes que te quiero.
Si no sé
hacerte ser.
Nunca sé.
Sentí,
pero nunca fui.

viernes, 9 de septiembre de 2011

Felicidad

Yo soy átomos.
Yo soy un montón de átomos.
Yo soy un conjunto ordenado de átomos.
Así me decían cuando yo era un pequeño enano.
Los átomos tienen electrones.
Los átomos también tienen protones.
Los átomos también tienen, además, neutrones.
Ahora que soy grande me dicen que también hay quarks.
Quizás yo sea algo más.
Quizás yo tenga algo más.
Quizás en mí haya algo más.
Ayer, hoy, y también para mañana,
quiero para nosotros toda la felicidad.
Quiero la tuya, la mía, la de los demás.
Quiero que nos queramos cada vez más.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Lágrimas

El color de una lágrima
es hermoso escrito en una página.
Un libro de lágrimas
ha de ser algo así como el secreto de la magia.
Latidos de corazones vivos.
Las palabras, balas blancas que calman el alma.

martes, 6 de septiembre de 2011

Moscas

Moscas,
machadianas,
hermosas,
tertulianas de mis venas,
vientres de mi sangre
espesa y roja,
panzas brillantes
de estirada forma
en negro y verde,
damas de mis noches
en sueño penitente,
elevado goce
después de saciarse,
desenclavarme y marcharse.

En estrechos minutos de tiempo discreto
sin momento pequeño para la rima
mi cerebro cansado se olvida y duerme...

Eran mosquitos pero Machado me puede.

sábado, 3 de septiembre de 2011

Un sueño de lluvia

Imaginando cerca de las nubes,
un paseo,
miro en el mar, desde él suben,
no las veo,
invisibles, enanas evaporadas,
más tarde bajan,
ya no estaré entre sábanas blancas,
no las veré,
pero si ahora suben luego bajan,
casi lo sé.


viernes, 2 de septiembre de 2011

Babia

En Bavia,
mi patria.
hagas lo que hagas descansas.
En Babia se viaja
a donde te da la gana,
si te da la gana,
cuando te da la gana.
Sólo tienes que tener ganas.
Si te abandonan las ganas
no haces nada.
Es Bavia,
mi patria,
y en Babia hay incluso magia.
Te la recomiendo,
date un paseo
que aunque sea mi patria
la comparto con todos los universos.

martes, 30 de agosto de 2011

Tu canción

En canciones.
Como si fuera ayer
la he vuelto a leer.
Luces en las sombras,
sueños de las flores y de las hojas,
el corazón y el alma,
sentimientos que escribió con palabras.
La tengo inscrita en letras
en un álbum que me regaló ella,
el álbum de Rakel.

En tu aniversario,
guapa de ver,
feliz cumpleaños.
Emociones.
Como si fuera ayer
te he vuelto a leer.
En tus canciones.

¡Que no es tu aniversario!
Ya lo sé,
salió así.
Fue leyendo
que me puse a escribir,
para ti,
y ya no puedo esperar un día más.
Total ¡Qué más da!
Es para ti nada más
y nadie más lo sabrá.
¿O Sí?
Felicidad.

Ayer.
Te he vuelto a leer.
En tus canciones.

sábado, 27 de agosto de 2011

Tus latidos

Latidos distintos,
momentos continuos.
Siempre otro,
siempre nuevo,
entre el gentío,
solo,
en cada momento,
en cada momento distinto
por tu vida
caminan hacia tu destino.
Tus latidos.
Tus deseos.
Es el tiempo que pasa
siempre lleno de esparanza.

jueves, 25 de agosto de 2011

Venganza

Para participar de la venganza
habéis de ser pobres e infelices.
No hablo de monedas baratas,
no os hablo de sentiros tristes,
sí hablo de lo mal que se vive
si el mal nos roe las entrañas.
En celdas del infierno resides,
habitaciones de sufrimiento
en las que se atrapa el cerebro
enlodado en bilis fea y amarga.
Pasan los tiempos y se repiten
una vez y otra, y otra, arcadas
que causa la que nunca acaba.
Náuseas, vómitos de venganza.

domingo, 21 de agosto de 2011

El cerebro no duele

Si te cortan un ojo
con una cuchilla de acero
verás menos.
Si te cortan el otro
con otra cuchilla
mientras miras
se abrirá en dos trozos.
Si te cortan los dos ojos
te quedarás ciego.
Si te cortan el cerebro no duele.
Si te cortan los ojos no lo sé
pero creo que no ves.
Tampoco sé si al cortar el ojo huele.
Sí sé que sin un trozo de cerebro,
aunque parezca mentira, piensas,
si es que no te mueres.
Debe ser cierto porque lo dice la ciencia
pero te recomiendo que no lo pruebes.

jueves, 18 de agosto de 2011

Soberbio

La hormiga, en donde la brizna de hierba
se eleva como babel que escala el aire,
camina alegre sobre la tierra cual planeta
de enana bacteria para la que es gigante.
Más pequeño, un virus se debate y pelea
por adueñarse del microbio en donde pace.
Y yo que soy aún más grande que la yerba
me sé el señor de la tierra y de los mares.
La nada, un átomo, el fuego de las estrellas,
mañana seré dios de las galaxias que arden.
Para justificarme incluso inventé el arte.

lunes, 15 de agosto de 2011

Todo cambia

¿Te ponen nerviosa
los pájaros casi negros?
Todos sentimos miedos
que expresamos de alguna forma.
Tampoco el fondo es azul sino blanco.
Vuelan detrás de las palabras
que escriben mis dedos.
Yo también siento algo
pero hoy no los cambio,
seguirán casi negros
en un cielo todo blanco.
¿Hasta cuando?
Un día será otro el lienzo
y muchos de los renglones que escribo
habrán perdido su sentido,
los ruiseñores habrán volado.
Como todo.
Igual que en la vida,
no quiero que sea mentira
toda esta letra escrita,
pero ahora ya lo sabes,
aún no sé de eternidades.

jueves, 11 de agosto de 2011

Algunas cosas de Borges

Milton,
Memoria griega
con Homero en la página primera,
o Sócrates que se envenena,
y tradición romana, o latina,
de la Iglesia no se olvida,
Buda,
la ruta de la seda.
El hierro,
el tiempo,
los sueños,
Alicia y los espejos,
mitología vikinga,
grande Islandia,
cosas celtas,
Shakespeare e Inglaterra,
La Pampa,
Los gauchos y el Martín Fierro,
y todas las cosas que no entiendo.
Brasil,
París, Madrid,
Francia y sus franceses,
también España
y su lengua maltratada,
la de Castilla,
castellana,
Cervantes Saavedra,
tercetos,
hexámetros, endecasílabos,
sonetos,
Dante, Conrad,
James Joyce,
Stevenson,
poetas y no poetas.
El Minotauro y El Laberinto,
Dante y Comedias de Dios.
Lo no leído leído por él,
un universo perdido.
Europa en etapas de una historia que avanza,
Argentina eterna,
toda Sudamérica,
el caballo,
el tigre, el león también,
felinos y gatos varios,
serpientes que se arrastran por el suelo,
Lo que se me olvida,
lo que no sé,
lo que no entiendo,
el universo,
la letra escrita e infinita,
negra o escarlata,

y toda su memoria
en cosas que se repiten.
Borges y sus palabras.

lunes, 8 de agosto de 2011

Lecturas


Leí lo que decía,
lo que había escrito,
unas pocas líneas cortas.
En sus letras hervía
un mundo distinto,
escribía como a solas.
Palabras hermosas.
Sí, las leí,
estaban escritas para mí.
Ahora son tuyas.
Búscalas.

domingo, 7 de agosto de 2011

Fondo en blanco y gris

El cielo de la página es blanco,
los pájaros vuelan casi negros.
Yo no fui a pintarlo.
Yo no los dibujé.
Yo nada retraté.
Yo solo elegí.
¿Sabes por qué?
Porque estaba ahí,
en blanco y en gris.

Sigo escribiendo
del cielo y los pájaros.
Contento.

viernes, 5 de agosto de 2011

Muerte

Una brizna verde
de hierba reverdece
entre dos baldosas.
Hermosa.
Sin razón aparente
la arrancas,
la matas.
Un poco de muerte
sin querer, inocente,
como casi siempre.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Letras para siempre

Instantánea quieta de aves que vuelan
en la página nueva,
como pintada,
para que leas letras y palabras,
si quieres leerlas,
si vuelves a la página.
¿Cuánto durará antes de cambiarla?
Te has dado cuenta,
los pájaros vuelan hacia el cielo
y un día, si vuelves, se fueron.
Continuarán estas letras viejas
vivas en el tiempo, resistiendo,
acompañando a esas palabras nuevas
que ya están viniendo;
siempre podrás volver a leerlas
aunque las aves ya se fueron.
Ellas siempre te esperan.
Las letras,
siempre serán el presente del tiempo.


martes, 26 de julio de 2011

Mi yo cuántico

Escondido en un cajón oscuro,
encerrado,
juega mi yo cuántico.
Uno.
Un yo perfecto.
Atrapado en  caja secreta,
la cerradura del fotón cierto
lo encadena;
aguarda a quedar sin tapa,
a que la luz se haga,
para que se desvele
que en verdad esperan
otras infinitas cancelas,
un sinfín de aberturas
para renegar la duda.
A ti que sin saber lees
también se te afirma
lo que a mí se me oculta.
Una mirada tuya.
Una mirada mía.
En el infinito,
y aquí mismo,
se juntan.


Escondido en el armario,
encerrado,
está mi yo cuántico.
Uno.
Mi yo perfecto.
Atrapado tras la puerta del secreto,
la cerradura del fotón cierto
lo encadena,
aguarda a que abra la puerta
para que se desvele
que en verdad esperan
otras infinitas cancelas,
un sinfín de aberturas
para renegar la duda.
A ti que sin saber lees
también se te afirma
lo que a mí se me oculta.
Una mirada tuya.
Una mirada mía.
En el infinito,
y aquí mismo,
se juntan.


Liberado en arcón oscuro,
para mi encerrado,
juega mi yo cuántico.
Mil y Uno.
Un yo perfecto
conservado en el arca del secreto,
la cerradura de un fotón cierto
lo encadena,
espera a que se abra la tapa,
a que la luz se haga,
para que se revele
que en verdad aguardan
otras infinitas cancelas,
un sinfín de aberturas
que reniegan la duda.
A ti, que sin saber lees,
se te afirma
lo que a mí se me oculta.
Una mirada tuya.
Una mirada mía.
En el infinito
y aquí mismo
hechas una.


¿Infinitas lecturas?
Sólo con éstas te quedas,
es la factura
por haber mirado las letras.


martes, 12 de julio de 2011

Gracias

Blogger.
De Google.
Es el dónde.
Es en la nube.
Es, como la casa.
Un lugar en donde escribir conque.

Gracias.

Firefox